Este pasado sábado 5 de marzo disfrutamos, en La Rueda,  de la segunda charla programada dentro del ciclo de aproximación a la Pedagogía Waldorf.

En esta ocasión la invitada fue Gema Lázaro, maestra Waldorf de infantil de la escuela Micael de Madrid con muchos años de experiencia.

Su exposición empezó poniéndonos a todos los alumnos a jugar en el suelo por grupos, con unos tronquitos de madera…. fue muy interesante, alrededor de cincuenta adultos vivenciando lo que sienten los niños cuando se relacionan con el juego y a través del mismo.

Gema nos habló de la importancia del juego libre para el desarrollo sano e integral del niño, así como de la importancia capital que tiene para la Pedagogía Waldorf.

Nos fue introduciendo en cómo es el día a día en una escuela Waldorf, subrayando la importancia del ritmo en la vida de los niños, y cómo es el ritmo el eje que vertebra la organización del día a día en la escuela. Ritmos individuales conectados con los ritmos diarios, semanales y anuales, jalonados por fiestas, conectados a los ritmos de la naturaleza y que confluyen finalmente en un ritmo interior que trae calma, claridad y confianza en uno mismo, en los demás y en el entorno.

Poco a poco Gema fue desgranando los fundamentos pedagógicos del ritmo y del ambiente que rodea al niño en una aula de infantil Waldorf.

También hubo tiempo para vivir dinámicas de grupo, para compartir inquietudes, preguntas, experiencias entre profesionales, padres y madres. Remarcando siempre la mirada del niño de tres a seis años desde la pedagogía Waldorf.

Gema nos habló de la importancia de vivir con los niños experiencias de alegría y disfrutarlas con ellos. Y así, con la alegría de una danza popular al son de una preciosa melodía, acabamos este segundo taller de nuestro ciclo de Aproximación a la Pedagogía Waldorf.