“La música es la puerta de entrada a un mundo más elevado de conocimiento”
 Ludwig van Beethoven

Una de las bases de la Pedagogía Waldorf en cualquiera de sus ciclos es crear ritmo, una alternancia de concentración y de expansión en la cual los estudiantes desarrollen una sana respiración.

A tal fin, las artes y en especial la Música desempeñan un papel fundamental, ya que nos puede elevar y estimular así como nos puede tranquilizar y ordenar dentro. La vida interior del niño y del adolescente se encuentran en proceso de transformación constante. El objetivo de la clase de música es guiar y acompañar en este proceso. De este modo, la música se convierte en un arte educativo.

La práctica con los instrumentos exige concentración y voluntad, y cuando se crea y se experimenta la belleza, crece la confianza y la autoestima. El niño puede expresarse por medio de la música y cuando trabaja en grupo, aprende a escuchar al otro y desarrolla capacidades sociales y de trabajo conjunto.

Por ello, desde la Asociación Educativa La Colmena, os invitamos a participar en el primer ciclo de Aproximación a la Pedagogía Waldorf, de la mano de Javier Fernández Ortiz, con el que hemos tenido el gusto de participar en varias formaciones.

Javier es una persona que vive la música con pasión y alegría, con conocimiento y con curiosidad, y tiene una capacidad innata para transmitir y hacer vibrar la musicalidad de cada uno. Partiendo de un profundo conocimiento de la esencia musical, Javier nos contará cómo se trabaja esta disciplina en las Escuelas Waldorf, qué papel desempeñan en el desarrollo del ser humano en ciernes, y nos hará vivenciar la música que resuena en cada uno de nosotros.

Por ello os animamos a no dejar escapar esta gran oportunidad de conocerle, que tendrá lugar el próximo sábado 5 de Noviembre, en la Rueda (Calle Cid).